0
Sembraban terror en el alto huallaga con armas de fuego y dinamita.
Aguaytia.- Con la captura de José Maximiliano Inga Murga (a) “machete” la policía nacional del Perú comisaria Aguaytia logro desarticular la banda: los malditos de Ucayali, quienes sembraban terror en Aucayacu, Tocache, Aguaytia, Tingo maría y Pucallpa empleando armas de fuego hasta dinamita además de múltiples asesinatos a mansalva. Con la ubicación y captura de la persona José Maximiliano Inga Murga (a) machete por las inmediaciones de la Junta Vecinal la Marina, donde se encontraba escondido se cierra el capítulo de esta tenebrosa banda dedicada a perpetrar con crueldad ilícitos penales, los cuales se les adjudican los delitos contra el patrimonio en la modalidad de asalto y robo agravado, contra la vida el cuerpo y la salud homicidio calificado en la modalidad de asesinato y homicidio por encargo entre otros. Al momento de la intervención policial éste trato de huir al notar la presencia policial pero fue reducido por los efectivos del orden que lo atraparon a pocos metros de emprender la fuga. Este peligroso sujeto presenta dos (02) ordenes de captura vigente, solicitado por el juzgado de investigación preparatoria de Tocache – San Martin, con el oficio Nº 644-2015-JIPT-CJSM-T, de fecha 14/MAYO/15, por el delito de Robo Agravado, como también por la sala penal liquidadora de Coronel Portillo – Pucallpa, mediante Oficio Nº 2337-2010, de fecha 14/MAY/15, por el delito contra la Libertad – violación sexual a menor de edad. Hace pocos días atrás el servicio de inteligencia lo había captado merodeando por la ciudad el mismo que se encontraba oculto en una alejada junta vecinal, ante ello el comisario Ricardo Sagastegui Fudino montó una discreta vigilancia siendo sorprendido el delincuente al momento de su captura incautándole un (01) arma de fuego tipo pistola, marca GLOCK - 17, Cal. 9 mm abastecida con tres (03) municiones y un (01) cartucho de Dinamita, color rojo marca EMUINER. En las próximas horas sería trasladado al penal de sentenciados de Pucallpa y con ello momentáneamente retorna la paz a los pueblos del Huallaga.

Publicar un comentario

 
Top